“What a drag”, un ensayo de Nicole Edelstein sobre la transexualidad y el cine

Todos los alumnos de 6° año tienen, a partir de este año, el espacio curricular “Filosofía” atravesado por el eje de Educación Sexual Integral. Una de las actividades de intervención pedagógica consiste en trabajar diferentes productos culturales que aborden temáticas afines. “La chica danesa” fue una de las películas utilizadas como recurso, que resultó en la producción de ensayos por parte de los alumnos.

Por Nicole Edelstein (6°B)

“La Chica Danesa” es una película de 2015 lanzada originalmente bajo el título “The danish girl” basada en la historia de Lili Ilse Elvenes, mostrada en la película con el nombre “Lili Elbe” una de las primeras mujeres transgénero en recibir la cirugía de reasignación de sexo, y protagonizada por Eddie Redmayne, interpretando a la “chica danesa” Lili.

La película recibió severas críticas por ser Redmayne un hombre cisgénero. La tendencia de Hollywood de contratar a actores cis para interpretar personajes trans no es algo nuevo, siendo el caso más famoso Hilary Swank, quien interpretó al joven trans Brandon Teena en la película de finales de los noventa “Boys don’t cry” em>. La crítica a estos tipos de casting nace de la dificultad que tienen los actores trans para conseguir trabajo debido a su condición de transgénero; estereotipadamente, éstos no suelen ser elegidos para interpretar personajes cisgénero, por lo que películas como “La Chica Danesa” protagonizadas por personajes trans, podrían ser su única oportunidad para comenzar una carrera actoral.

Además de esto, “La Chica Danesa” fue criticada por gente como Kyle Buchanan quien, en un artículo para “The Vulture” em>, mencionó la película al hablar sobre películas de personas del colectivo LGTTTBI+ que son, en realidad, sobre los personajes heterosexuales/cisgénero. En el caso de “La Chica Danesa” dice que ésta se concentra más en la historia de Gerda, la esposa de Lili, interpretada por Alicia Vikander, que en la mismísima Lili. En este caso, el cambio de foco tiene una explicación muy simple. Si bien Lili escribió un libro sobre su experiencia de auto descubrimiento en forma de diario íntimo, el cual aparece en la película y que sería publicado más tarde bajo el título “Man into woman” la película en sí está basada en el libro “The danish girl” escrito por David Ebershoff. Este último inventa personajes y describe situaciones que en realidad nunca ocurrieron, y se traspasan a su versión cinematográfica, si bien esta última es considerada ligeramente más fiel a la verdadera historia de Lili.

A pesar de todo esto, la película hace un buen intento para representar al colectivo LGTTTBI+, siendo que su protagonista es, tanto en la película como en la vida real, una mujer transexual. En la película se incluye al personaje de Hernik, inventado por Ebershoff e interpretado por Ben Whishaw. Este personaje está claramente escrito como homosexual, siendo que sostenía una relación extramatrimonial con Lili antes de que ésta comenzara su transición.

También podría considerarse a la película como progresista en temas de igualdad de género, ya que muestra a sus personajes femeninos, tales como Gerda, como personas independientes y capaces de manejar sus propios asuntos. En el caso de Gerda, por ejemplo, ella no sólo pinta al igual que su marido, sino que también se la muestra como la encargada de vender los trabajos de ambos, siendo que es más sociable y extrovertida que Einar/Lili. Del mismo modo, podría relacionarse a los movimientos feministas y a su lucha por la posibilidad de elección en la concepción mediante la cirugía que llevó a la verdadera Lili Ilse Elvenes a la muerte.

Esta lucha en particular suele estar sujeta a la elección de no tener hijos, pero en el caso de mujeres como Lili podríamos hablar de la decisión de tenerlos sin importar nada más, ya sea estigmas sociales relacionados a la forma en que estos hayan sido concebidos o complicaciones por el hecho de tener que criarlos de forma unilateral. Lili murió de complicaciones al recibir un trasplante de útero. Su deseo por ser madre era tal que hasta la película lo menciona, de forma un poco casual quizá, pero el hecho de que tantas cosas sobre su vida hayan sido olvidadas o directamente modificadas o añadidas, mientras que esta prevalece, demuestra lo verdaderamente importante que era para Lili.

Por último, queremos destacar que, si bien “La chica danesa” tiene muchos problemas,  muestra la violencia de la que eran y siguen siendo víctimas los pertenecientes al colectivo LGTTTBI+ por el simple hecho de pertenecer a él. Quizá no lo demuestre de una forma más realista y explícita como la anteriormente mencionada “Boys don’t cry” pero los elementos están allí, desde la mención de que el padre de Lili golpeó a su amigo de la infancia Hans -quien también es un personaje de Ebershoff- por haberlo besado cuando eran niños, hasta Lili siendo golpeada casi hasta la inconciencia por un par de transfóbicos en París que la encuentran saliendo de una consulta médica en la clínica de mujeres. Como ya hemos dicho, la película sólo muestra un par de ejemplos que podrían ser considerados no tan graves si se los compara con otras obras artísticas que tratan temas similares, por ejemplo la película “Ma vie en rose” de 1997, que trata sobre una niña transgénero de no más de doce años y cuenta con escenas de abuso más realistas.

A pesar de todo esto, la película hace un buen intento para representar al colectivo LGTTTBI+, siendo que su protagonista es, tanto en la película como en la vida real, una mujer transexual. En la película se incluye al personaje de Hernik, inventado por Ebershoff e interpretado por Ben Whishaw. Este personaje está claramente escrito como homosexual, siendo que sostenía una relación extramatrimonial con Lili antes de que ésta comenzara su transición.

image_pdfimage_print

Un comentario sobre «“What a drag”, un ensayo de Nicole Edelstein sobre la transexualidad y el cine»

Los comentarios están cerrados.