Palabras de despedida de alumnas de 6° año

Uno de los momentos más emotivos del Acto de Colación fueron las palabras que alumnas de 6° año elaboraron para la ocasión. Cada una de ellas representó las palabras de sus compañeros de división para decirle “adiós” al IES: Bianca Impieri (6°A), Nicole Edelstein (6°B), Luisina Saltos (6°C) y Agostina Bollati (6°D).

Hace seis años, éramos poco más que unos niños de doce años asustados, sentados en el patio cubierto, algunos con compañeros de primaria, otros con gente completamente nueva, esperando transitar un camino diferente. Todo fue distinto, la ansiedad y los nervios atravesaron nuestros primeros días de secundaria.
Luego de un tiempo, sintiéndonos seguros, con grupos de amigos armados, profesores conocidos, y un ritmo escolar que aprendimos a manejar, llegó la hora de tomar una decisión que marcaría los próximos tres años de nuestras vidas como estudiantes de secundaria.
Volvió el miedo, la duda y la intriga. Los mitos que conllevaba cada orientación: Naturales trabaja todo el tiempo; Sociales no hace nada o que Economía son unos vagos, así, empezó 4° año. Iniciamos nuevas amistades, conocimos a los profesores de la Orientación y construimos cada uno nuestra propia experiencia, más allá de los prejuicios.
Hoy, la incertidumbre nos vuelve a visitar … temerosos por convertirnos en adultos, comenzar la vida laboral, universitaria o el destino por venir.
A pesar de las diferencias que en un principio teníamos los de Ciencias Naturales, los miedos y las controversias se fueron disipando, dando paso a la madurez y al crecimiento grupal. Se dice que somos estructurados, y es verdad, desde ordenar los tubos de ensayo por nivel y color, hasta la coreografía del día de la primavera, ensayada hasta el cansancio. Los momentos difíciles nos encontraron tomados de la mano, las mismas manos que también se unieron para romper el molde ya sea poniéndonos de acuerdo para molestar a Meneghini o para inaugurar y clausurar un retiro grupal y sus ya conocidas consecuencias.

Es cierto que los de Ciencias Sociales no todos somos amigos, pero también es cierto que esto nunca ha sido un problema. Desde hamburgueseadas organizadas en una casa cualquiera con el único propósito de juntarnos, hasta noches pasadas en vela durante el viaje de estudios, simplemente hablando. Orientación estereotípicamente plagada de gente a la que le interesa de sobremanera la política, pero también de gente que le interesan otros ámbitos de las Ciencias Sociales como puede ser la condición humana. ¿Por qué actuamos como actuamos? Es una pregunta que muchos de nuestros profesores han utilizado en sus clases, ya sea para iniciar conversación o como tema central de la materia. ¿Por qué nos preocupamos tanto por ese compañero al que solemos ignorar, si un día está más callado de lo usual? ¿Por qué insistimos para que absolutamente todo el curso se una a tomar una foto grupal, participar de una actividad escolar o asistir a determinado evento? Quizás la respuesta sea que no somos un curso, sino una familia.
Y llegó nuestro momento, este grupo de Economía y Administración C, que a pesar de muchas diferencias, siempre encontramos algo que nos unió. Como el querido viaje a Mendoza, que fue algo que ninguno de nosotros va a olvidar nunca y estará en nuestros mejores recuerdos de esta etapa. Somos un curso bastante especial: los que llegan siempre tarde; el grupo de las chicas del fondo que todos los lunes tienen algún chisme que contar y no paran de cantar, reír y gritar todo el tiempo. También, el tridente de vagos, ya saben a quienes me refiero, esos que de un momento a otro se juntan en ronda y empiezan a rapear como si nada les importara; sin olvidarme de ese grupo de chicas tranquilas y para nada problemáticas, ah… pero no te metas con la morocha del norte porque se te arma; los que venden de todo, en fin… somos todas esas individualidades y al mismo tiempo somos este hermoso curso de Economía. Hasta acá llega esta etapa de nuestras vidas que nunca olvidaremos, personalmente, quiero decir que los voy a llevar siempre en mi corazón a cada uno de ustedes.

Nosotros, los de Economía y Administración D, aprendimos a convivir a pesar de las diferencias, entendiendo que cada uno tiene su forma de pensar, pero no por eso debíamos llevarnos mal. Así, la complicidad la vimos en cada salida, en cada juntada, en los cumples. Los intercursos nos encontró desayunando juntos y el viaje de estudios compartiendo momentos únicos. De parte de 6° D le queremos decir a la promo 2019, como dice nuestro querido Profe Gudiño: “Llegó la hora de sacarnos las rueditas y empezar a pedalear solos”.
Es por todo eso que queremos agradecer al I.E.S., por habernos presentado a nuestros amigos y a aquellos que desearíamos haber conocido mejor; por sus profesores que nos enseñaron a formar nuestras propias opiniones y a pensar por nuestra cuenta, por no ser un lugar contra el que rebelarse, sino un lugar al que amar, un lugar en el que pudimos ser nosotros mismos, un lugar en el que ser adolescentes fue más fácil y más grande.

En este tiempo de finales, nos damos cuenta realmente de lo importante que es vivir el momento, disfrutarlo, porque en un parpadeo, ya se fue, y los planes que tenías “para mañana” o “para el año que viene”, no van a poder ser. Y aunque esto se termine y tengamos que enfrentar las responsabilidades de la vida adulta, lo haremos acompañados de la gente y las enseñanzas que no nos abandonan. Es por eso que alentamos a cada uno de ustedes, los egresados, a ver su futuro con la misma curiosidad, intriga y emoción con la que alguna vez vieron la secundaria a la que hoy asisten por última vez, ya no como los niños asustados que mencionamos al principio, sino como jóvenes con lágrimas de nostalgia en los ojos.
Sepamos que no estamos abandonando nada ni a nadie porque cada persona es, en realidad, un conjunto de todas las experiencias que vivió y toda la gente que conoció. Cerramos una etapa de nuestra historia muy valiosa para el tiempo por venir y siempre en nuestros recuerdos estará el colegio que nos vio crecer. Hasta Siempre.

image_pdfimage_print