El proceso de inclusión en tiempos de cuarentena

El COVID-19 nos modificó la vida a todos… con la llegada de la pandemia, la cuarentena y el nuevo formato de escolaridad digitalizada, al igual que los docentes, el Equipo de Orientación también debió modificar sus modos de intervención.
Como todos los años a principio del ciclo lectivo, desde el Equipo de Orientación nos enfocamos en trabajar en el proceso de inclusión de los alumnos con NEDD (necesidades educativas especiales derivadas de la discapacidad), atendiendo a las necesidades que tienen, y a cuáles serán las recomendaciones y estrategias requeridas para cada uno de ellos, este año desde el formato teletrabajo.
A partir de haber tomado conocimiento de la situación singular de cada uno de los alumnos con NEDD, a través de sus padres y equipos de profesionales que trabajan en el proceso de inclusión de los mismos, se enviaron informes a los docentes con sugerencias e indicaciones que favorezcan el proceso de aprendizaje de los estudiantes y a partir de allí se comenzó a trabajar de manera articulada con el equipo directivo, docentes, preceptores, coordinadora de preceptores, docentes integradores y familias, tratando de resolver todos los obstáculos que puedan ir surgiendo. Esto requiere estar en permanente coordinación con todos los actores intervinientes en estos procesos, no sólo para habilitar y promover los caminos de inclusión para estos jóvenes, sino también para dar cumplimiento a la Resolución 1825/19 que nos compromete como educadores en primer lugar, pero también como ciudadanos y encargados de evitar la vulneración de los derechos de estos jóvenes.

En este momento la situación de los estudiantes y sus familias es diferente, sus hábitos (alimentación, sueño, actividad física, etc.), contextos (vínculos, hábitat, actividades extra curriculares) y en muchos casos sus ingresos económicos se han modificado, y esto se potencia en caso de los alumnos con NEDD y especialmente en aquellos casos en los que hay compromiso psicológico. Si bien el Equipo de Orientación realiza este trabajo todos los años durante todo el año, la educación on-line y presencial son muy distintas.

Hoy el alumno está en la casa solo, difícilmente pueda resolver dudas de manera inmediata y personalizada. Si bien estamos en cuarentena, en algunas familias algunos padres trabajan o no cuentan con un nivel de instrucción que les permita ayudar a sus hijos, y en estos casos el apoyo del docente integrador también es on-line. El tiempo que les lleva realizar las tareas es mayor; puede pasar que muchas familias no cuenten con todos los recursos tecnológicos adecuados, o los tienen que compartir con padres y hermanos. Lo cual obstaculiza la resolución del trabajo digital, y a los educadores les exige una mayor plasticidad, creatividad y personalización en esta educación a distancia, predisposición que siempre se encuentra en los docentes de nuestra institución.
Por lo tanto, el trabajo se ha complejizado para todos. Estos procesos de inclusión, requieren, como siempre y hoy más que nunca, de nuestro trabajo coordinado, sin condicionamientos de días ni horarios, en ese camino estamos. Que nos falta caminar…sí. Que debemos corregir…sí. Pero mientras sigamos comunicándonos y trabajando juntos podremos corregir, avanzar, incluir, educar… a distancia pero seguimos funcionando.

image_pdfimage_print