Así empezó la historia: un breve recorrido por los inicios del IES

Edit Ingaramo es una de las docentes que atesora la memoria del IESS. Comenzó a transitar por las aulas del IES como alumna de la escuela de idiomas Walt Whitman, y luego de terminar su escuela primaria ingresó como estudiante del secundario del turno mañana. Con sólo dos años de cursado de su carrera universitaria de inglés, comenzó a dar clases en el IES reemplazando a la profesora Luisa “Tuchi” Tosti de Mankoff. Ya con su título de profesora y traductora nacional de inglés de la UNC, dio clases en todas las escuelas medias del IESS. Además, fue la primera Directora del IES en acceder al cargo por concurso y evaluación de antecedentes, de acuerdo al Estatuto y Reglamento de Designaciones de la Institución. En 2012 se jubiló luego de 40 años de docencia y 14 años como Directora del IES. 
En este texto, Edit nos acerca a su conocimiento de la historia y de los protagonistas de aquellos primeros tiempos del IES para recordar nuestro origen.

Casona “La Pepita”

El 3 de abril de 1951 inicia las clases el primer año de la primera escuela de enseñanza media de Villa Carlos Paz. Nace por iniciativa de vecinos del lugar ante el inconveniente que afrontaban los padres al enviar a sus hijos a cursar sus estudios a Cosquín o a Córdoba.

En el transcurso del año 1950 el profesor Roberto Bramble, de la escuela Manuel Belgrano de Córdoba, le sugiere al profesor Rodolfo Mirgone, director de la Escuela Primaria Carlos N. Paz (única con ciclo completo) crear una escuela secundaria. Si bien el impulso fue de un docente de la ciudad de Córdoba, la creación de la escuela fue un proyecto que se dirigió a las personas que hace 70 años representaban la educación, la cultura y la sociedad de Carlos Paz. Esta idea inicial se transforma en acción dada la imperiosa necesidad. En una asamblea de vecinos presidida por Carande Carro en el Cine Ocean, se decide la fundación de la primera escuela secundaria. En ese mismo acto, fue la ciudad de Carlos Paz la que aceptó y firmó la creación de su escuela.

Roberto Bramble

Muchas personas procuraron transformar este sueño en realidad. La escuela se incorporaría a los planes de estudio de la Escuela Manuel Belgrano dependiente de la Universidad Nacional de Córdoba y funcionaría en la Biblioteca José H. Porto que se adaptaría a tal fin.

Mientras tanto, durante los primeros meses, las clases se impartirían en la casa de la Sra. Tellería de Peña, ubicada en el barrio Villa Suiza, entre las calles Ameghino y Franklin. Así comienza a funcionar la “Escuela de Comercio José H. Porto” cuyo título sería Perito Mercantil-Bachiller con el cuerpo docente compuesto por su director Máximo Sargiotto, su vice Dora Fucile de Bramble y Roberto Bramble, Rodolfo Mirgone, Eduardo Seisdedos, María Teresa Moral, Mercedes Vaccarini, Jacinto Tarantino, Eusebio Herrero, Susana Suarez Viú, Hugo Revol, Enrique Quird, Clotilde Begé, Alfredo Ruibal, Adalberto Murúa, Américo Apertile, Rodolfo Larrinaga y Jorge Staude. 

Al firmarse formalmente el acta de fundación, dándole forma jurídica, la institución se denomina Instituto de Enseñanza Secundaria y es dirigida por el Consejo de Administración liderado por un rector y sus consejeros. La fundación fue un hito en la educación, puesto que históricamente la mayoría de las escuelas privadas eran religiosas. Por lo tanto, el hecho de que el IES fuera una laica, abierta para todos, fue un hito. Es importante subrayar que si bien el IES era una escuela privada, tenía características de educación pública, ya que era la única oferta educativa de Nivel Secundario, de manera que todos los estudiantes que terminaban el nivel primario venían al IES. Con el paso del tiempo, la Institución dio un paso adelante en políticas educativas, lo que se refleja en la creación de la Escuela Normal, de manera que los primeros maestros de la ciudad son del IES.

Directivos y amigos del IES en la mensura del terreno propio

Entonces, ante la creciente demanda educativa, en el año 1957 se crea la Escuela Normal. Ésta funcionaría en una casona denominada “La Pepita”, ubicada en el centro de la Villa. Luego se incorporaría el Bachiller Nacional y se fusionarían todas bajo la sigla CH/246. Recién en 1960 comienza la construcción del edificio que hoy conocemos. 

Máximo Sargiotto

A través del tiempo y debido a las propuestas de las distintas reformas educativas, los planes de estudio que ahora dependían de la Superintendencia Nacional de Educación Privada (SNEP), fueron modificándose. Después de algunos años del cierre de la Escuela Normal, se crean los bachilleres pedagógico y luego docente. Más tarde, el bachiller especializado en Ciencias, que fueron la base para las Orientaciones que se dictan en la actualidad.

Primeras inspecciones del suelo donde se construyó el actual edificio del IES. Entre otros: M. Sargiotto, P. Carande Carro, E. Herrero. y R. Mirgone.

Del IES al IESS

Al crearse la Escuela Normal surge la necesidad de facilitar la práctica docente de las futuras maestras. La Escuela Primaria Modelo de Aplicación abre sus puertas el 4 de abril de 1960, y poco tiempo después se funda el Jardín de Infantes. En 1964 se incorpora la Escuela Técnica y de Orientación Profesional que funcionará en otro establecimiento. Mientras que en 1967 se crea la Escuela Comercial Nocturna que permite que empleados y obreros puedan cursar el nivel medio, y se crea la Escuela de Idiomas, adscripta a IICANA Córdoba hasta el año 1988. Desde 1988 hasta el 2000 el aval académico de la escuela de idiomas Walt Whitman era el IES.

Finalmente, cuando el poder ejecutivo decreta que las carreras docentes se cursarán en Nivel Superior, se inicia el dictado de las mismas en el Instituto de Formación Docente. A partir de este momento el IES amplía su propuesta al nivel superior y se transforma en IESS. 

Este viaje en el tiempo no es sino una de las maneras de ver el crecimiento del IES que forma año tras años a los vecinos de Carlos Paz y aledaños. Es una breve historia que se seguirá escribiendo con las futuras generaciones de estudiantes.

image_pdfimage_print