Día del Animal: conocemos el trabajo de IPAD y FUPA

El Día del Animal comenzó a celebrarse, al menos en nuestro país, en 1908. En aquel entonces, por inspiración de Clemente Onelli, entonces director del Jardín Zoológico, y del doctor Ignacio Lucas Albarracín, Presidente de la Sociedad Protectora de Animales, se festejaba cada 2 de abril, según informa el Ministerio de Educación en sus efemérides.

Ignacio Lucas Albarracín, nace en Córdoba en 1850 y tras obtener su título de Abogado, decide dedicar su vida a la defensa de los animales, convirtiéndose en el gran pionero en el país en la lucha por los derechos de los animales. Fue Secretario (1879) y Presidente (1885) de la Sociedad Argentina Protectora de Animales. También propuso y propulsó la Ley Nacional de Protección de Animales N° 2786 en la que quedaba establecido, por primera vez en la historia argentina, la obligatoriedad de brindar protección a los animales, de manera de impedir su maltrato y su caza. El 29 de abril de 1926, Albarracín fallece a los 75 años y desde ese entonces, en su homenaje, el Día del Animal comienza a celebrarse todos los 29 de Abril.

Las asociaciones de protección y bienestar animal son asociaciones sin fines de lucro, que tienen como objetivo la protección y defensa de los animales.

En conmemoración al Día del Animal, decidimos entrevistar a las dos entidades protectoras de animales de Villa Carlos Paz: IPAD y FUPA. Sus respectivas presidentas Norma Lozano y Elizabeth Caserta, nos brindaron un ratito de su tiempo para comentarnos sobre distintos aspectos referentes a su labor.

Un proteccionista, en palabras de Elizabeth, “es quien protege. En nuestro caso somos proteccionistas de animales, es decir, nos dedicamos a rescatar, recuperar y ubicar o reubicar animales que estén en malas condiciones”. Por su parte, Norma agrega: “somos personas abocadas al bienestar de los animales en su integridad física y sus derechos”.

Ambas protectoras son ONG´s, organizaciones independientes de personas que poseen una organización propia. En el caso de IPAD, Norma nos cuenta “la protectora está compuesta por una comisión directiva y revisora de cuentas“. Luego detalla que poseen Personería Jurídica y que está integrada por doce personas en la comisión directiva, dos personas en revisión de cuentas y numerosos colaboradores.

En el caso de FUPA, cuenta con una Presidenta Elizabeth Caserta, una Secretaria, María de los Ángeles Ambrosioni, una tesorera, Lorena Velázquez, y una contadora, Marcela Pereda. Elizabeth nos comenta que son “un grupo de catorce personas activas y abocadas, dividiéndonos para atención del teléfono y el manejo de las distintas redes sociales, y después varios voluntarios que sí colaboran pero de manera más esporádica”.

Ambas presidentas comentan que todas las personas abocadas a las protectoras trabajan incansablemente, realizando su labor de manera voluntaria. Las principales actividades que realizan son: rescatar animales, realizar asistencia sanitaria, buscarles un hogar, proteger, salvar vidas, controlar enfermedades y alimentación de animales rescatados. Ambas entrevistadas nos manifiestan la importancia de su tarea en las adopciones responsables, entendiendo por esto la búsqueda de un nuevo hogar para animales que no lo poseen y el posterior seguimiento de los adoptados, con la finalidad que los adoptantes cumplan de manera responsable con las tareas de cuidado, vacunaciones, castraciones y todo aquello que constituye una “tenencia responsable de mascotas”.

Los gastos que significa realizar todas estas labores son solventados en mayor medida por aportes propios y/o de particulares, donaciones, venta de artículos para mascotas en las jornadas de adopción y a través de las redes sociales, organización de rifas y colectas, ayuda de la sociedad, aportes de los miembros de la comisión y voluntarios. En menor medida, reciben una colaboración municipal mensual.

La cantidad de animales que tienen es variable debido al dinamismo que existe en los procesos de rescate y adopción. Norma nos comenta que es imposible determinar un número fijo, y Elizabeth aporta las siguiente precisiones: “contamos con más de 250 animales provisorios, entre perros y gatos, muchos de los cuales ya han sido adoptados y devueltos en alguna oportunidad”. En este sentido es importante entender que los animales se encuentran en provisorios, que son hogares voluntarios de personas que se ofrecen para tener y, si es posible, también encargarse de los gastos de alimentos de los animales hasta que son entregados en adopción responsable. 

Los desafíos que enfrentan los proteccionistas son muchos: económicos, sanitarios, de traslados, hogares provisorios, alimentos y castraciones. Manifiestan que la pandemia trajo mayores problemas de perros abandonados y situaciones de rescate de mascotas. La labor de ambas protectoras es incansable por lo que, en palabras de ambas presidentas, necesitan del apoyo de los vecinos de Villa Carlos Paz, no sólo como voluntarios o con sus aportes y donaciones, sino también desde la responsabilidad social, el compromiso, la atención y tenencia responsable de sus propias mascotas.

Por último, las entrevistadas respondieron a la pregunta: ¿cuál es su deseo/sueño/anhelo en este 29 Abril? Elizabeth expresó: “Para este 29 de abril en particular no, es nuestro deseo diario que no haya más animales sufriendo, que todos tengan un hogar donde sean atendidos, alimentados y mimados. Todos los animales merecen ser tomados como seres y no cosificados”. Por su parte, Norma comentó: “El deseo de IPAD para el Día del Animal es que tengamos una ciudad sin animales comunitarios, abandonados, maltratados, enfermos, accidentados, desnutridos y que la sociedad tome conciencia  que son seres vivos y que merecen nuestra responsabilidad”.

Para ayudar, apoyar y/o ser parte de estas fundaciones, dejamos los contactos: 

FUPA:
Teléfono: 3541-316389
Instagram: fupa_carlos_paz
Facebook: FUPA Carlos Paz

IPAD:
Instagram de IPAD: Ipad_carlos_paz
Facebook: @ipad.carlospaz.7

image_pdfimage_print