Egresados del IES hoy: Valentina Zingoni, el compromiso y entrega por los otros

A lo largo de la historia del IES, los egresados dejan una huella que permite ver el abanico de posibilidades que tienen a su alcance. Existen distintas áreas en las que los egresados se han destacado o se han encontrado especialmente comprometidos. Valentina Zingoni es el caso de una egresada con una clara vocación e interés por el bienestar de otros. Desde hace años se desempeña como Bombero Voluntario, es estudiante de enfermería, y cumple un rol fundamental en la emergencia sanitaria actual.

Valentina egresó del IES en 2015, habiendo hecho la Orientación en Ciencias Sociales y Humanidades. Desde muy chica formó parte del IESS, ya que empezó su formación en el Jardín de Infantes y continuó por la Escuela Primaria de Aplicación. A lo largo de su paso por la escuela secundaria, Valentina incorporó conocimientos y también experiencias junto a docentes y compañeros que hasta el día de hoy recuerda como invaluables.

Si bien de la mayoría de los profesores Valentina tiene un hermoso recuerdo, algunos nombres se destacan por haber dedicado una palabra en el momento oportuno, por haber acompañado especialmente en algún contenido que tenía una complejidad mayor: “El profe Fernando Mateo primero fue mi preceptor y después profesor de una de las materias humanísticas, y tuvo mucha paciencia para explicar y enseñar. También el profe Nicolás González me hizo más amena la materia Historia, te daban ganas de estudiar con él.  Y recuerdo a Gustavo Chiani, que fue mi preceptor y siempre estaba para lo que uno necesitaba”, recuerda. Con algunos de ellos, cuenta Valentina, suele cruzarse hasta el día de hoy, y recibe siempre una palabra de aliento para que continúe el camino que está transitando.

En cuanto a los momentos que más la marcaron en su paso por el IES, se destaca el viaje de estudios a Buenos Aires que realizó en 5° año. En esa oportunidad, Valentina pudo conocer otra realidad que despertó algo de la vocación de servicio que cultivaría años más tarde. Así lo recuerda: “Vi la realidad de las calles, personas sin un techo, sin alimentos, violencia y manifestaciones. Era una realidad que hasta ese entonces yo no conocía muy bien. Me dejó marcada y pensado qué se podía hacer para que esas personas tuviesen una vida mucho más confortable”.

Llevada por esa inquietud y por ese interés, Valentina empezó su formación académica una vez cerrada su etapa en el IES. Inicialmente empezó a estudiar Nutrición, y luego de dos años descubrió que no era precisamente lo que le interesaba. En ese momento, se inscribió junto a su hermano Ezequiel para entrar al Cuartel de Bomberos de Villa Carlos Paz, realizando en primera instancia un curso de un año y medio. Así fue como Valentina se recibió en 2018 de Bombero Voluntario, y decidió que ese era el rumbo hacia el cual orientar su ocupación. En 2019 ingresó a la carrera de Enfermería en la UNC, y actualmente la separan del título apenas un final y las prácticas. Como si fuera poco, ese mismo año se incorporó como voluntaria a la Cruz Roja Argentina, en la filial Córdoba. Además, el año pasado realizó un curso de Paramédico, para tener una formación cada vez más completa relacionada con lo prehospitalario, trauma y rescate. Valentina cosecha méritos al desempeñarse en estas instituciones, y encuentra, además, un gran apoyo por parte de sus compañeros. Esto resulta destacable especialmente en el caso del cuerpo de Bomberos de la ciudad, lo que contradice algunos prejuicios sobre la desigualdad que puede darse en el caso de las mujeres. La joven destaca con orgullo que el trato entre los bomberos es igualitario: “Todos hacemos todo, las actividades se hacen todas por igual. Todos tenemos las mismas capacidades y las mismas oportunidades, no se hacen distinciones. Las tareas no se dividen por género, sino por sector: hay mujeres que están en infraestructura, en automotores, en comunicaciones, etc. Somos cada vez más mujeres y eso está muy bueno”.

Este año fue bastante diferente para Valentina desde lo profesional. Participó de los Hospitales de Campaña, instalados por la Facultad de Ciencias Médicas en barrios de la ciudad de Córdoba, y sigue teniendo un rol muy activo en la emergencia sanitaria actual: “Participé de algunas actividades junto a Cruz Roja en los centros de vacunación, y en la actualidad me encuentro como voluntaria del COE y formo parte del grupo de vacunación contra el COVID”, explica. Pero además de la pandemia, Valentina se dedica a otro de los problemas graves en la zona de Villa Carlos Paz: los incendios forestales. La joven participa activamente en tanto forma parte del cuerpo de Bomberos, pero también se dedica a brindar charlas sobre el tema. Así fue como de manera virtual tuvo encuentros con alumnos de la escuela secundaria, y hasta regresó al IESS para brindar capacitaciones.

Recordando su paso por el IES, Valentina destaca algunos pilares de su Orientación que le permitieron ganar solvencia en sus estudios posteriores: “Me enseñó a expresarme de forma oral y escrita, y a usar argumentos a la hora de desarrollar cualquier punto de vista, teoría o pensamiento”. Ese ejercicio intelectual, incorporado a lo largo de su formación como estudiante, es un recurso que se replica en sus trabajos y ocupaciones a diario. Valentina se dedica al encuentro con otras personas que están en situaciones difíciles, en riesgo, y necesitan de un acercamiento empático y humano.

En la explicación de sus intereses, se refleja de manera clara que los demás tiene prioridad en su vida: “Realmente siempre quise hacer con mi tiempo algo que sirva para los demás, ya sea una asistencia, una capacitación, contención, acompañamiento o simplemente escuchar”. Para Valentina, es importante que lo aprendido no se convierta en una acumulación individual de contenidos, sino todo lo contrario: “No sirve de nada quedarme con esos conocimientos para mí sola. Lo que sé y aprendí puede servir para ayudar a alguien que se encuentre vulnerable o en alguna situación difícil o traumática”.

Valentina representa uno de esos casos en los que desde muy joven se atiende al llamado de un interés muy genuino, a la inclinación por cuidar y proteger a su comunidad y a todo aquel que lo necesite. Valentina ofrece un ejemplo de dedicación y compromiso desinteresados.


Nota de la editora:
Estimado lector: son tantos nuestros egresados que están haciendo cosas interesantes que seguramente nos vamos a olvidar de un montón de ellos. Si conocés a algún egresado del IES cuya historia pienses que valga la pena contar o si te parece que tu propia historia como egresado es valiosa para presentar en esta sección de Modo IES, no dudes en escribir a: larevistadelies@gmail.com.  

image_pdfimage_print