Nuestros suplentes: presentamos a quienes transitarán un tiempo en el IES

Luego del receso del mes del julio, las clases en el IES se reanudaron con algunas incorporaciones en el cuerpo docente y de preceptores. Desde hace algunas semanas, los estudiantes se encuentran trabajando con varios profesores suplentes, que se desempeñarán en el IES durante un tiempo. Para conocerlos en profundad, los docentes compartieron su motivación para presentarse a las convocatorias, a la vez que cuentan sus primeras experiencias dentro de la institución.

Vanina Colella

Desde que me recibí de profesora, quise volver a las aulas que algún día transité en la escuela secundaria. Creo que el conocimiento es como el agua, debe fluir y enriquecerse en su renovación. Atravesada por la pandemia, ingresar al aula de 6° año Orientación Ciencias Sociales en modalidad de burbujas, luego mutando a la virtualidad a mediados de mayo, y retornando a burbujas presenciales posterior al receso invernal, fue una realidad nueva muy distinta a aquella de la cual egresé por el 2010. Los desafíos que se me presentaron estuvieron relacionados a la novedad: comenzar mi carrera docente adaptando el formato de clases a la circunstancia sanitaria que aconteciera en el momento, ligado al objetivo de mantener la atención despierta y el entusiasmo sostenido en cada una de las clases. Creo en una enseñanza poderosa, que en palabras de Mariana Maggio (2012), “es aquella en la que sucede algo, el alumnado siente que sucede algo: perdura en el recuerdo” y eso es lo que me motivó a presentarme en la convocatoria para retornar a las aulas que años atrás habité.

Sofía Conci

Soy ex alumna del IES (Promoción  2010), por lo que pasé gran parte de mi niñez y adolescencia dentro de las paredes de este colegio. Sus aulas fueron y continúan siendo una segunda casa para mí. Empecé a hacer suplencias en esta institución en el 2018. Mi principal motivación radica en el sentido de pertenencia que tengo hacia el colegio y sus integrantes. Mis colegas de hoy hace unos años fueron mis profes. También soy profe de Inglés y siempre quise ejercer mi profesión acá, donde está mi familia. Considero que es un excelente colegio, y puedo afirmarlo desde ambos sitios (desde el punto de vista de alumna y docente). Siento que el espacio que brinda el cole y sus integrantes me ayudan a continuar creciendo como profesional y como persona. Con la pandemia me resultó un desafío adaptarme a tantos cambios, pero creo que fue un sentimiento en común con toda la comunidad educativa. Por suerte nuestros alumnos y alumnas nos ayudan y nos vamos adaptando todos juntos de a poquito. Siento que está situación nos ayudó a fortalecernos como institución, como personas y más que nada, a sacar a flote nuestra verdadera vocación y nuestro amor por la enseñanza.

Santiago Del Ré

Apostar a la institución IESS fue motivada por la trayectoria de casi 70 años de vigencia, permanencia, calidad y reconocimiento por la totalidad de la comunidad educativa. La autogestión y la laicidad también son razones sobradas para habitar en un espacio donde las disidencias, conceptos y opiniones son bien recibidas para mejorar la calidad institucional día a día, pero también el desafío de lo que significa estar, trabajar y educar en el turno mañana, con sus complejidades y exigencias. Este sentido de pertenencia me motivó a conseguir más horas de las que ya poseía en el turno noche, ámbito también muy agradable y con un clima de acompañamiento significativo. En referencia a la experiencia del IES debo confesar que estoy sorprendido por el nivel académico de mis estudiantes, manejo de contenidos, vocabulario, TICs, asistencia a la presencialidad y a la virtualidad, lo cual me permitió desarrollar en profundidad los contenidos esenciales, según los NAP, sobre la Historia Argentina de mediados del siglo XX y estas cualidades me parecen interesantes para poder trabajar interdisciplinariamente algún proyecto enmarcado sobre la cuestión Malvinas.

Carolina Heredia

No fui alumna del IESS, de manera que mi vínculo con la institución comenzó recién al cursar el profesorado en el IFS. El IESS es un lugar donde me siento muy bien, en un ambiente de excelentes personas, amables y siempre dispuestas a darte una mano cuando lo necesitás. Al principio me costó recordar los nombres de todos los profes, ya que a la única que conocía era a la Prof. Anabella Díaz (profe de Lengua en el Profesorado), los demás eran nuevos para a mí, pero con el correr de los días los fui conociendo a todos. Con respecto a los alumnos que trabajan de manera virtual quiero recalcar el fuerte trabajo que se  realiza desde la institución para que ellos tengan las mismas oportunidades de aprendizaje que el resto de los alumnos que asisten de manera presencial, y eso es algo muy destacable del equipo que formamos.

Cecilia Rodríguez Fortino

Una vez que encontré la convocatoria, investigué un poco más sobre el IES, ya que había escuchado de él pero no lo conocía en profundidad. Viendo el Proyecto Educativo Institucional me interesó mucho la visión de la perspectiva de género que sostenía. Me hace mucha ilusión trabajar en una escuela así, también me representa un desafío el unirme a un equipo de trabajo tan grande, porque siempre mis experiencias laborales fueron en equipos educativos más pequeños. Yo soy de La Falda y siempre he trabajado en escuelas más chicas, con menos personal. Hasta el momento el balance de mis primeras experiencias es sumamente positivo; me encontré muy acompañada, ayudada, bienvenida por todos los docentes y por el personal educativo, me brindaron su apoyo, y se ofrecieron a estar disposición para lo que necesite. Mi primer acercamiento con los estudiantes fue muy lindo, los encontré motivados, con ganas de participar de las actividades, muy demandantes de contenidos. Al ser de La Falda, uno de los puntos que le resta a mi experiencia es el viaje y los horarios del transporte que no funcionan al cien por cien, pero es algo que se puede sobrellevar y que es compensado por el entusiasmo. Siento que esta experiencia me va a servir profesional y personalmente

Sol Cano

Conocí el IES porque voy seguido a Villa Carlos Paz y tengo una amiga que hizo el secundario ahí. Lo vi como un cole muy libre con los chicos. Los veía ir de zapatillas, con el pelo teñido, con buzos de cosas que les gustan a ellos y me pareció genial. Yo fui a un cole muy estricto con el tema vestimenta y disciplina, así que el IES me pareció el colegio al que siempre me hubiese gustado ir yo como alumna. Cuando me enteré de la suplencia me inscribí y por suerte me llamaron, así que estoy muy feliz por eso. Mi primera semana fue presencial y quedé fascinada, ya que es mi primera experiencia en un cole. Recibí tanta información que me sentía súper abrumada pero después entré al aula, empecé a dar clases y me sentí como si hiciera más tiempo que trabajaba ahí. Los chicos me hicieron sentir re cómoda, son súper trabajadores y cumplidores. Yo solo había dado clases particulares en mi casa (lo cual sigo haciendo) a solo un alumno por vez, así que de pronto pararme en frente de 17 fue un gran desafío para mí, pero pude hacerlo y hoy ya me siento mucho más suelta y confiada, sumado a que los chicos ayudan mucho. Como primera experiencia laboral, la verdad estoy muy feliz de haya sido en un cole como el IES: desde el principio me sentí muy bien recibida y apoyada por todos.

image_pdfimage_print