Egresados del IES hoy: Florencia Listello y el circo como modo de vida

Los caminos que los egresados del IES construyen una vez finalizada la escuela secundaria constituyen una atractiva variedad. Diferentes profesiones y proyectos se arman año a año y con esfuerzo, pero siempre comparten en su raíz algún momento en la escuela que los formó. El arte y la destreza física fueron los intereses que destacaron a Florencia Listello desde que era una adolescente, y es eso lo que hoy la lleva a volar por el aire de acrobacia en acrobacia, y por lo escenarios del mundo.

Florencia egresó en 2012 del Bachiller de Nivel Medio Orientado en Economía y Gestión de las Organizaciones. A la hora de elegir un recuerdo de su paso por el IES, Florencia piensa inmediatamente en los Intercolegiales y en la expresión a través del arte: “Me atraían mucho las intervenciones artísticas, como las pintadas de murales que hacía Mariana Montero, y los shows de los actos en los que participaba”. Al igual que muchos de los egresados del IES, ocupa un lugar especial en su memoria el viaje de estudios que hizo con sus compañeros a Mendoza y el viaje de egresados a Bariloche.

En el desfile de imágenes y recuerdos surgen los nombres de algunos docentes que supieron destacarse a los ojos de los alumnos. Florencia recuerda haber tenido un vínculo especial con la profesora de física Mercedes Manrique, a la que supieron hacerle una travesura: “En 6° año pusimos harina en el ventilador y le pedimos que lo prenda porque hacía mucho calor, y empezó a llover harina por todo el aula. Manrique, con toda su tranquilidad, se rió y dijo: ‘Ahora vayan a buscar una escoba y lo limpian ustedes’”.

Desde que era una adolescente, Florencia fue encauzando los intereses que luego se convirtieron en su carrera y en su profesión. Así es como recuerda con mucha claridad el disfrute que le procuraba hacer gimnasia artística: “Empecé a los tres años gracias a mi mamá, que fue mi profesora”. La mención de su mamá no es para Florencia un dato menor: su mamá es Dolores Sosa, docente de larga trayectoria en el IES. Gracias a ese doble rol de madre y docente, Florencia pudo incorporar la disciplina y el entusiasmo para entrenar sin descuidar sus estudios: “En la secundaria algunos días me retiraba más temprano para viajar a Córdoba a entrenar cinco veces por semana, por cuatro horas. No tenía mucho tiempo para mis cosas. Pero realmente me gustaba disfrutar de la adrenalina y desafiar a mi cuerpo a aprender nuevas cosas. Por suerte también era bastante disciplinada con el colegio y no me llevé ninguna materia”.

Una vez terminada su formación en el IES, Florencia estudió tres años de Diseño Gráfico, pero su verdadera pasión fue dedicarse al circo. Esa decisión estuvo influenciada por un evento muy puntual y que involucra a su papá: “En el verano de 2012, vino a Carlos Paz ‘Cirque XXI’. Mi papá me preguntó si a mí me gustaría trabajar haciendo funciones de circo, y yo le respondí que nunca lo había pensado pero que sí me gustaría. Fuimos juntos a preguntar si necesitaban acróbatas, y me pidieron que les mostrase algunas de mis acrobacias en el trampolín que ellos tenían, y me contrataron para trabajar la temporada de verano haciendo dos funciones por día. Desde allí me enamoré del circo y amaba ver la reacción de la gente al mostrarle lo que hacíamos, y además ganando mi propio dinero”. Por eso no fue una sorpresa cuando Florencia se fue a Rosario para formarse en la Escuela Municipal de Artes Urbanas (EMAU), y viajar más adelante a Río de Janeiro para ingresar a la Escuela Nacional de Circo. Al poco tiempo de estar en Brasil, la contrataron para trabajar en el show “The House of Dancing Water” en Macao, en el cual se desempeñó como artist performer. Este trabajo fue el verdadero salto que Florencia necesitaba, para reunir su pasión por el circo y su necesidad de viajar por el mundo. A la par de sus trabajos y de sus viajes, siempre trató de no perder su amor por transmitir el arte de manera más cercana con el público, haciendo funciones callejeras, en teatros y eventos.

Al revisar su crecimiento profesional, Florencia enumera todo lo que estudió y aprendió: danza, teatro, hamaca rusa, trapecio, Lyra, cuadro fijo, improvisación, acrobacias dúo y troupe, banquine, diving, como también dar clases de acrobacias, verticales y aéreos para niños y adultos, en inglés y español. Pero la lista es provisoria, porque aún tiene mucho por aprender y explorar.

Al igual que muchos artistas, su trabajo se vio afectado por la pandemia. Luego de hacer el show en Macao durante un año y medio, fue a Hong Kong un fin de semana a visitar a Carlos Calvo, su novio madrileño (que también es artista performer y coach de acrobacias y aéreos), y quedó estancada en la ciudad. Pero ni ella ni su pareja se quedaron de brazos cruzados: “Me cortaron el salario y quedé en Hong Kong sin saber qué hacer. Entonces le propuse a Carlos de salir a actuar a la calle con acrobacias dúo en las que estábamos entrenando. Así fue como nació ‘Art our Home’: un número de siete minutos donde lo hacíamos en diferentes partes de Hong Kong y la gente disfrutaba y se interesaba por lo que hacíamos. Empezamos a dar clases de acrobacias para adultos y niños, y nos mudamos a una isla muy hermosa en Hong Kong, llamada Lamma Island”. Ese traspiés fruto de la pandemia significó para ambos una fuente de nuevas experiencias y aprendizajes, a la vez que los obligó a conocer otras culturas y otras formas de disfrutar del arte.

Los planes de Florencia para los próximos años consisten en seguir haciendo lo que ama, aprendiendo y experimentando en el ámbito del circo. Por supuesto que además ansía reencontrarse con su pareja para seguir expandiendo el arte que supieron construir juntos. Mientras tanto, Florencia seguirá pensando otras formas de explorar las posibilidades del cuerpo para sorprender al público con figuras y contorsiones.


Nota de la editora:
Estimado lector: son tantos nuestros egresados que están haciendo cosas interesantes que seguramente nos vamos a olvidar de un montón de ellos. Si conocés a algún egresado del IES cuya historia pienses que valga la pena contar o si te parece que tu propia historia como egresado es valiosa para presentar en esta sección de Modo IES, no dudes en escribir a: larevistadelies@gmail.com.

image_pdfimage_print