María Pía del Bianco, campeona de salto ecuestre, habla de su pasión por el hipismo y los caballos

Muchos estudiantes del IES se destacan en disciplinas a las que se dedican con pasión y profesionalismo. El mes pasado, María Pía del Bianco de 1° año D, compartió con orgullo su premio por haber resultado campeona de salto ecuestre. Por ese motivo, resultó una gran ocasión para conversar con ella acerca de una pasión a la que se dedica con compromiso y profesionalismo.

El amor de María Pía por los caballos y la equitación empezó gracias a su mamá y a su club de equitación. Debido a esa proximidad, la estudiante pudo empezar a montar a los ocho años, aunque tuvo que hacer una pausa de un año debido a una fractura en el brazo que sufrió durante una jornada de entrenamiento. Una vez recuperada, María Pía empezó a participar en competencias nacionales, como la FEI Children (Federación Ecuestre Internacional – Categoría Niños). Entre sus logros se encuentran el haber salido Campeona del Torneo Aniversario del Jockey y Subcampeona de un Torneo Nacional. En el mes de septiembre, María Pía participó del “Torneo Primavera” del Jockey Club Córdoba, en el que salió campeona con un salto de 90 cm. 

Como cabe esperar, semejantes logros exigen un entrenamiento sostenido, requisito que María Pía supera con creces: “Entreno una vez al día o día de por medio. Muevo el caballo, lo salto o camino, depende el día. Lo que más me gusta es saltar porque es divertido”, explica la estudiante, y agrega un detalle que vuelven especiales sus entrenamientos: “Me encanta estar con mi mamá y que me de clases”. Durante la jornada de entrenamiento, María Pía también explica que le saca fotos a su caballo, le da de comer, pasa tiempo con él, porque es muy importante para ser buena amazona tener un vínculo estrecho con el animal. Su dedicación, agrega, ocupa casi todo su tiempo libre: “Esta actividad me lleva mucho tiempo, vivo en el campo y estoy todo el día con los caballos. No hago otra cosa, ya que paso mucho tiempo con ellos”.

A pesar de parecer un deporte solitario en su instancia de competición, María Pía destaca que en su caso abunda el compañerismo: “Cuando vamos a las competencias estoy con mis amigas todo el día, nos saludamos, nos deseamos suerte, compartimos mucho. En la tribuna me miran, me gritan y festejan cuando nos entregan los premios, es re lindo. Quiero ir a las competencias para saltar y también para estar con mis amigas”. La pasión que demuestra María Pía en relación a todas las instancias de dedicación al salto ecuestre lo vuelven un deporte muy recomendable desde su punto de vista: “Recomendaría esta actividad porque hace muy bien estar con los caballos, te levantan el autoestima, te hace bien sentir el paso del caballo. Eso pasa con la equinoterapia, por ejemplo, que es una terapia para personas con discapacidades que les permite mejorar mucho”.

En cuanto al futuro, María Pía tiene ambiciones más que interesantes: “Mis metas en el hipismo son llegar a la Categoría Primera, saltar 1,5 o 1,60 mts. Me gustaría ser Campeona Internacional de Salto Ecuestre”. Por lo pronto desde el IES, sus compañeros y profesores, la van a estar alentando.

image_pdfimage_print