A casi un año de gestión, Walter Gispert y Raúl Sánchez reflexionan sobre el desempeño del Consejo Directivo del IESS

Las dificultades que impuso la pandemia para el dictado habitual de clases hicieron historia en el trabajo que se realiza a diario en el IES. La implementación y las modificaciones de los protocolos sanitarios implicaron consecuencias en todos los órdenes de organización de la institución. Ese trabajo de puesta a punto de la escuela para cuidar la salud de los que forman parte del IES fue solo una de las tareas que llevó a cabo el Consejo Directivo del IESS. A casi un año de la asunción de las nuevas autoridades, conversamos con Walter Gispert, Presidente, y Raúl Sánchez, Vicepresidente, quienes reflexionaron sobre algunos de los desafíos afrontados y sobre el trabajo pendiente para 2022.

En palabras del Presidente, “El IESS es una institución sin fines de lucro que es administrado por los docentes en actividad y el Consejo es especialmente el órgano que administra la institución. Hay una asamblea que rige y constituye las normas de la institución”. Las autoridades actuales asumieron el 19 de diciembre de 2020 mediante asamblea, y ocuparán sus cargos hasta 2022. Cada una de las funciones (Presidente, Vicepresidente, Tesorero, Secretario, Protesorero y la Comisión Revisora de cuentas) son ocupadas por representantes de las seis escuelas que conforman el IESS.

Walter Gispert, Presidente del Consejo Directivo del IESS

El presente año fue de lo más atípico para la historia del IESS, por eso se vuelve necesario detenerse a evaluar el camino recorrido. Al respecto, Gispert detalla: “Nosotros asumimos la conducción con dos características no constantes: una, en medio de la pandemia, con los alumnos en la virtualidad, y otra, el colegio estaba con un déficit, ya que en 2020 los ingresos no superaron a los egresos, entonces hubo más de lo que se gastó de lo que se recuperó”. Esta situación económica adversa se gestó como consecuencia directa de las restricciones impuestas por la emergencia sanitaria: “La administración anterior tomó créditos, faltó pagar la caja de jubilaciones y parte de los aportes patronales. Esto tiene que ver con que la administración anterior tomó la decisión de no aumentar las cuotas porque estaba el colegio en virtualidad y por la situación económica”, continua Gispert.

Por ese motivo, una de las primeras medidas del actual Consejo consistió en enderezar esa situación económica: “Creo que con un poco más de esfuerzo vamos a lograrlo este año”, agrega Gispert. Para el Presidente resulta fundamental reconocer el esfuerzo de las seis escuelas y de sus directores y directoras, que tuvieron que administrar la institución sin perder de vista los objetivos pedagógicos. En este marco, Gispert se lamenta de no haber podido avanzar con nuevas inversiones.

En cuanto a la situación financiera, Sánchez subraya uno de los aspectos que para el Consejo fue prioritario: “Hemos privilegiado el pago de los sueldos de todo el personal, el personal que tiene subsidio y aquel que no tiene subsidio, porque tenemos gran parte de la planta de personal del IESS, tanto docente como no docente, que no recibe subsidios del Estado. Entonces todo eso se financia con los aportes que nos llegan de las cuotas”. En cuanto al regreso a la aulas, la bimodalidad y la implementación de burbujas constituyó una de las tareas más arduas del Consejo, que resultó en un notable trabajo conjunto: “Dentro del Consejo creamos una especie de COE, por decirlo de alguna manera, donde teníamos profesionales de la salud, una arquitecta, y mucha gente que conoce el manejo del espacio, y eso nos permitió sortear con éxito ese funcionamiento tan complejo del IESS. Acá son seis escuelas que no se tienen que cruzar y que conviven”. Meses después, en septiembre, llegó la modalidad de presencialidad plena en el dictado de clases, que exigió volver a discutir en el Consejo e implementar las modificaciones necesarias.  

Raúl Sánchez, Vicepresidente del Consejo Directivo del IESS

Según Sánchez, el futuro inmediato es más que prometedor, teniendo en cuenta el trabajo realizado por todos los integrantes del Consejo: “Creemos que estamos yendo en un camino que nos va a permitir salir de esta crisis que tenemos por algunas cuestiones básicas: el gran esfuerzo que hace toda la comunidad educativa de todos los colegios, el trabajo de todos los miembros del Consejo de Administración –porque estamos trabajando con decisiones que en general salen por unanimidad–, y también porque los socios, más allá de su obligación, han venido a pegar cintas para los caminos para transitar, es decir, cosas que son pequeñas pero que en el conjunto de esto que es el IESS, que realmente es un monstruo, suman mucho”.

El Presidente y el Vicepresidente ya tienen la vista puesta en el año entrante, que estará enfocado en mejoras urgentes para las escuelas: “Tenemos identificados claramente cuáles han sido los mayores problemas que no hemos podido solucionar. Uno es el sistema de internet, es muy deficitario el sistema que tenemos producto de la falta de inversión; todo el sistema de aparatos, tanto de computadoras como del servicio en sí. Me parece que va a ser la prioridad de la inversión una vez resuelto el problema de los gastos fijos”, explica Gispert. Según los cálculos realizados por el propio Consejo, en el mes de febrero se espera un equilibrio en los gastos fijos, que resulte en un superávit económico que permitirá invertir en reformas sustanciales para el IESS. Sánchez, por su parte, reafirma las palabras del Presidente, y espera continuar con el excelente clima de trabajo que se logró desde la asunción en 2020: “Me parece que esta crisis ha fortalecido a la institución, en función de ver que tenemos algo en común, más allá de las escuelas a las que cada uno pertenece, y creo que ha elevado el nivel de conciencia de que ese trabajo conjunto, ese aporte, es muy constructivo”.

Para concluir, Sánchez agradece en nombre suyo y de Gispert el trabajo de sus colegas de conducción: “Queremos agradecer todo el esfuerzo que se hizo, especialmente con quienes compartimos las tareas del Consejo, porque estamos trabajando en comisiones. Esas comisiones realmente facilitan el trabajo y permiten enriquecer las decisiones”.

image_pdfimage_print