Editorial 2022: “El día después”

Al comienzo de cada ciclo lectivo existe una emoción que iguala a docentes y alumnos: la expectativa. Es momento de empezar otra hoja de ruta, de establecer objetivos, metas, de preguntarse qué tipo de estudiante ser, qué ofrecer como docente, cómo acompañar las trayectorias escolares en un año que tiene sabor a una vieja normalidad. Sin embargo, como toda página en blanco, también hay vértigo ante lo desconocido, ante el punto cero de una modalidad de trabajo que intenta recuperar aquello que la enseñanza remota se llevó.

En las primeras semanas del 2022 se recuperaron los ritmos, la aceleración y los descansos que constituían la normalidad del IES. Ese reencuentro con una versión anterior de la escuela fue recibida con alivio, y hasta las pequeñas quejas cotidianas regresaron con un sabor más dulce, en tanto son el indicio de que la escuela recuperó un poco de la habitualidad que le da su identidad.

Los barbijos, la ventilación cruzada de las aulas y el alcohol en gel siguen siendo una marca insoslayable de esta época; nos siguen recordando que aún hay una pandemia y que los cuidados no deben cesar. Sobre todo nos invitan a pensar en aquello que se hizo en un período de extrema adversidad, nos hacen sentir a quienes formamos parte del IES que somos sobrevivientes. No hay dudas de que hay profundas secuelas que deben ser saldadas, por eso es que la escuela se enfrenta este año a una etapa de reconstrucción, el mismo que encara una ciudad que fue atacada desprevenidamente por una fuerza más allá de su alcance.

Este año, Modo IES tendrá la misión de retratar eso que hacen los sobrevivientes: volver a empezar. Será un período de muchas actividades que en los últimos dos años estuvieron suspendidas, un período para protagonizar otro capítulo en la historia del IES, para recibir a los estudiantes que empiezan la secundaria y para despedir a otra promoción. Se trata de un trabajo minucioso con recompensas a mediano y largo plazo, que exige una motivación en el día a día, en cada clase, en cada reunión y capacitación, en cada proyecto, en cada fecha conmemorativa y en cada instancia en la que los estudiantes decidan compartir sus intereses y preocupaciones.

Esta revista será nuevamente el espacio para acercanos a la pregunta “¿Qué es el IES?”, una pregunta que, como todas las que refieren a la identidad, son comprensibles pero difíciles de responder en su total profundidad. Y nuevamente, además, invitamos a que nos lean, a que nos sigan, a que compartan el trabajo que una escuela hace en el proceso de formación de estudiantes secundarios.

image_pdfimage_print