“Una duda de otra especie”, un cuento maravilloso sobre la identidad escrito por alumnos

En el marco de la asignatura “Lengua y Literatura”, los alumnos de 2° año realizaron durante 2021 breves piezas literarias. De la mano de la Prof. Pamela Ruiz, los estudiantes abordaron como contenido curricular las características del cuento maravilloso, para luego volcar lo aprendido en cuentos de su autoría.

Acercamos, en esta opotunidad, la producción de los alumnos Felipe Cervantes, León Aguirre, Mateo Maldonado, Valentín Britos y Lucio Rodríguez Canciani.

Una duda de otra especie

Había una vez, un niño llamado Earlyn. Este niño era muy diferente al resto porque tenía el pelo blanco como la leche y orejas largas. Al ser tan singular era víctima de burlas en su pueblo.

“Que horribles orejas”
“Con el pelo blanco pareces un viejo”
“Sos un duende”

Él sentía que no pertenecía a su pueblo ni a su familia. Sufría mucho por su apariencia, estaba muy frustrado al no parecerse al resto. Earlyn se percataba que no se parecía a sus padres, y eso le generaba dudas sobre su origen.

Cierto día, cansado de sus dudas, decidió abandonar el pueblo. Y salió en busca de respuestas que pudieran dar explicación a su sufrimiento. Había pasado el día, y al caer la noche, los padres se percataron de la ausencia de Earlyn y desesperados salieron a la calle gritando su nombre. Pero Earlyn ya no se encontraba en el pueblo, se encontraba en un bosque del que se rumoreaba que allí vivían duendes. Caminaba por las penumbras de ese bosque tupido, decidido a encontrar su verdadera familia. Caminó hasta el cansancio; las horas se le hicieron eternas. Él entró en un estado de angustia y desesperación pensando si sus acciones fueron correctas, extrañaba su hogar. En medio de su incertidumbre, a lo lejos, escuchó una melodía alegre y aguda, los rumores eran ciertos había duendes.

Antes de que se pudiera acercar a ese pueblo miniatura, fue interceptado por dos duendes con el pelo blanco y orejas iguales a las suyas. Uno de ellos le preguntó a que se debía su visita, Earlyn contestó con la temblorosa.

-Vengo en busca de mi familia-.

Los dos duendes entendieron que lo que él solicitaba, ellos no podían ayudarlo por lo que decidieron llevarlo con su cacique. Al llegar, el cacique sorprendido lo reconoció al instante. Era el niño que había salvado hacia 8 años atrás. Entonces le preguntó:

-¿Tú eres Earlyn no?-.

– Sí –contestó desconcertado.

– Yo te salvé la vida cuando tenías 3 años, tus padres te trajeron hasta aquí para liberarte de un maleficio, la única forma de salvarte era que adquirieras nuestros rasgos-, respondió el sabio de la tribu.

Earlyn estaba en shock, le agradeció al cacique que hubiera resuelto sus dudas y regresó a su casa.

Cuando llegó al pueblo vio cómo toda la gente lo estaba buscando desesperadamente, y se sintió querido y todas las burlas quedaron en el olvido, lo más importante fue abrazar a sus padres.

image_pdfimage_print